El semen contiene una amplia variedad de virus

Los investigadores encontraron 27 agentes infecciosos, pero sigue sin estar claro cuántos de ellos se pueden transmitir sexualmente.

MIÉRCOLES, 13 de septiembre de 2017 (HealthDay News) — El semen humano proporciona un posible lugar oculto y un criadero para una serie de virus peligrosos, según una nueva revisión de evidencias.

El análisis de la literatura médica actual reveló evidencias genéticas de la presencia de 27 virus infecciosos en el semen, incluyendo agentes que son temibles como el Zika, el ébola, el virus de Marburgo, la fiebre de Lassa y el chikungunya, junto con las paperas, el virus de Epstein-Barr y la varicela.

“Los profesionales clínicos y los investigadores deben pensar en la posibilidad de que virus que tradicionalmente no se han trasmitido sexualmente puedan persistir en el semen, y por tanto esto plantea la posibilidad de la trasmisión sexual”, dijo el investigador líder Alex Salam, investigador clínico del grupo de investigación sobre enfermedades epidémicas de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido.

Pero la presencia de virus en el semen no significa que cada virus pueda trasmitirse sexualmente, indicaron los investigadores.

“La detección significa que se encontraron evidencias de material genético viral o proteína viral en el semen”, dijo Salam. “Es importante indicar que esto no significa que el virus sea viable, es decir, capaz de replicarse. Para demostrar esto, el virus debe ser aislado y se le debe hacer crecer en células o en animales. No se ha realizado esta prueba en muchos de esos virus, así que no sabemos si el virus es viable o no”.

El sexo también podría no ser el medio más eficiente de trasmisión de estos virus. El Dr. Pritish Tosh, experto en enfermedades infecciosas, comentó que hay muchos más casos de Zika que se han trasmitido a través de las picaduras de mosquitos que a través del contacto sexual.

Las personas también son mucho más propensas a contraer el virus de Epstein-Barr, que provoca la mononucleosis, a partir del estornudo o la tos de otra persona que no se ha protegido que a partir del sexo, dijo Tosh, profesor asociado en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota.

“De alguna manera no importa si se puede propagar a través del semen si también se puede propagar a través de la saliva”, añadió Tosh.

Para este informe, Salam y sus colaboradores revisaron más de 3,800 artículos científicos publicados sobre los virus y el semen. Su revisión resultó en una lista de 27 virus infecciosos que se han encontrado en el semen humano.

La lista incluye a los culpables obvios, como los virus de las hepatitis, del herpes y del VIH. Pero también incluye una variedad de otros virus que se sabe que normalmente pasan de una persona a otra a través de la sangre, la saliva u otros medios.

Para la mayoría de los virus de la lista, faltan datos con respecto a la posibilidad de trasmisión sexual, reportaron los investigadores.

“No está claro hasta qué punto los virus detectados en el semen también se pueden trasmitir sexualmente”, dijo Salam. “Los virus deben ser viables, pero esto por sí solo podría no ser suficiente para la trasmisión sexual. Para algunos, encontramos evidencias de trasmisión sexual, pero para otros no encontramos evidencias que indicaran una cosa o la otra”.

Tosh dijo que tiene sentido que los virus sean capaces de establecerse en el semen. “Es relativamente fácil para los virus llegar allí, y relativamente más difícil para el sistema inmunitario limpiar estos virus”, explicó.

El sistema inmunitario tiende a ver el esperma como algo externo al cuerpo, y por tanto un objetivo potencial al que atacar, comentó Tosh.

“Para asegurarse de la supervivencia del esperma, los testículos son santuarios inmunológicos a los que realmente el sistema inmunitario no accede mucho”, explicó.

Desafortunadamente, este santuario también puede proteger a los virus peligrosos del sistema inmunitario. El Zika se elimina del torrente sanguíneo en una semana, pero puede seguir presente en el semen durante meses, señaló Tosh. Y ha habido casos de supervivientes al ébola que más tarde han vuelto a iniciar un brote porque el virus permaneció latente y activo en sus testículos.

Salam indicó que ningún estudio ha encontrado a la influenza en el semen, aunque se ha encontrado el virus de la gripe en los testículos.

“No hay evidencias en la actualidad de que la influenza pueda trasmitirse sexualmente”, comentó Salam.

Pero la lista realizada por Salam y sus colaboradores sí contenía otros virus que provocan síntomas como los del resfriado y la gripe, incluyendo los adenovirus y los citomegalovirus.

Se necesita más investigación para saber el potencial de trasmisión sexual de estos virus, dijo el Dr. Amesh Adalja, profesor principal asociado en el Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore.

“Será esencial comprender cuáles de estos virus tienen unos componentes de trasmisión sexual significativos, y posiblemente no reconocidos, en su epidemiología”, añadió Adalja.

El nuevo informe aparece en la edición de octubre de la revista Emerging Infectious Diseases.
Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTES: Alex Salam, MSc, clinical researcher, epidemic diseases research group, University of Oxford, U.K.; Pritish Tosh, M.D., associate professor, Mayo Clinic, Rochester, Minn.; Amesh Adalja, M.D., senior associate, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore, Md.; October 2017, Emerging Infectious Diseases

HealthDay

Factores vinculados a la edad que influyen en la fertilidad

Actualmente se cree que las mujeres nacen con entre 1 y 2 millones de óvulos, cantidad que disminuye a lo largo de la vida. Alrededor de los 32 años comienza a producirse una disminución gradual de la fertilidad, la cual disminuye más rápidamente después de los 37 años debido a una reducción en la cantidad y calidad de óvulos en los ovarios. La reducción en la cantidad de óvulos provoca cambios en los niveles hormonales, lo que reduce aún más la fertilidad de la mujer.

Las nuevas investigaciones sugieren que los óvulos nacen de células madre en los ovarios. te hallazgo cuestiona la creencia de que la mujer nace con una cantidad determinada de óvulos. El descubrimiento podría ayudar a las mujeres con una menopausia temprana o ayudar a preservar la fertilidad de las mujeres que deben someterse a un tratamiento contra el cáncer.

i

Con la edad también aumenta el riesgo de tener ciertas enfermedades que contribuyen a la pérdida de fertilidad. Estas incluyen:

  • Fibromas uterinos
  • Enfermedades de las trompas, un término genérico para describir cualquier infección que afecte las trompas de Falopio.
  • Endometriosis

Además, las mujeres con antecedentes de cirugía en los ovarios, quimioterapia, radioterapia, endometriosis grave, infecciones pélvicas o tabaquismo pueden tener una reducción prematura de la cantidad de óvulos en los ovarios y una reducción simultánea de la fertilidad.

A medida que la mujer envejece, aumenta el riesgo de aborto espontáneo o de tener un embrión con anormalidades cromosómicas, lo que puede generar problemas de desarrollo o la pérdida del embarazo.

Dada la menor fertilidad, una mujer mayor de 35 años que no haya podido quedar embarazada después de 6 meses de relaciones sexuales sin protección debe consultar a un especialista en fertilidad y reproducción.

Fuente: www.nichd.nih.gov

¿Cómo el estrés puede afectar tu fertilidad?

Es común escuchar que una pareja busca tener un hijo y no puede concebirlo durante un tiempo, pero que al dejar de buscarlo y relajarse en el deseo de ser padres, entonces recién allí sí puede lograr el embarazo. Esto tiene que ver con el estrés. Tanto es así que en los centros de fertilidad, donde la preocupación es llevar a buen término la reproducción humana, se trabaja siempre en tratamientos del estrés.

La Universidad Hebrea de Israel presentó un estudio con datos reveladores sobre el impacto del estrés en la fertilidad. Publicado en Human Reproduction Nature, reconocida revista internacional que trata temáticas de fertilidad y reproducción humana, este estudio pone en evidencia cómo en los últimos 40 años se observa la influencia del estrés en pacientes masculinos tratados en relación al tema de la fertilidad. Esto resulta significativo frente a lo que ya se conocía del estrés en mujeres ante esta misma temática.

Cuando se invocan las causas de alteración de fertilidad en una pareja, hoy sabemos que el 60% es por razones de orden femenino mientras que el 40% se debe a motivos de infertilidad por razones de índole masculinas. Esto históricamente fue así, ahora bien, este nuevo estudio demuestra que la cantidad de espermatozoides ha disminuido en el hombre acorde pasaron las últimas cuatro décadas. El responsable: el estrés.

La investigación de la que hablamos es un metaanálisis. ¿Qué es un metaanálisis? Es un estudio que se realiza en base a investigaciones anteriores. Se toman cientos o miles de estudios precedentes sobre un tema específico y se sacan conclusiones. Con lo cual un metaanálisis es una investigación estadística que genera gran credibilidad. En este caso se tomaron estudios realizados en un periodo de 40 años.

¿Qué pasa con las mujeres?

Antes de seguir avanzando sobre las bases del estudio realizado en hombres, veamos lo que sabemos del sexo opuesto, de las mujeres. Conocemos desde hace mucho tiempo que el estrés altera la fertilidad y esto es particularmente cierto en las mujeres,  ya que el sistema reproductor femenino y todo su eje neuroendócrino, es decir, todo lo que tiene que ver con el ciclo ovárico, es como un reloj hormonal sumamente delicado y lo mental, psicológico o emocional, tiene una gran influencia. Cualquier mujer sabe que en condiciones de ansiedad y angustia puede tener alteraciones en el ciclo ovárico, a veces incluso falta de menstruación por un tiempo. Vemos de esta manera que la relación entre psicología y función ovárica se percibe en lo cotidiano.

Hay un dato histórico, tristemente interesante, que pone en relieve lo anterior: cerca del 85% de las mujeres que ingresaban en un campo de concentración nazi dejaban de menstruar en el primer mes de sufrimiento. La tensión era tan alta en ese terrible calvario, que el organismo femenino acusaba recibo casi inmediatamente. Al no menstruar, no ovulaban y por lo tanto no podían quedar embarazadas. De algún modo la naturaleza impedía la fecundación para enfocarse en lo único que hacía falta en ese momento que era, entre comillas, sobrevivir al holocausto. La biología misma se encargó en ese momento de decir “no es momento de traer a alguien a la vida”.

g

¿Y los hombres?

El sistema reproductor masculino no tiene la delicadeza y la vulnerabilidad del femenino, sin embargo, en este estudio, este metaanálisis que realizó la Universidad Hebrea de Jerusalén, se señala que en el lapso de 40 años, la cantidad de espermatozoides en el semen disminuyó de 20 millones por mililitro (que era lo habitual unos 40 años atrás) a un promedio de 15 millones por mililitro. Al buscar las causas de esta disminución, los investigadores alegan como primera de ellas al estrés; el estrés moderno que toda la sociedad vive. En segunda instancia, los autores señalan los siguientes motivos: el tabaquismo, la marihuana, y el abuso del alcohol.

Cabe señalar que la disminución de espermatozoides disminuye la posibilidad de fecundar y por consiguiente disminuye la fertilidad. Pero esto no implica que baje la calidad. Es decir, a parte de la cantidad, en el estudio de los espermatozoides también hay otra cuestión a considerar que es la calidad, y con ella nos referimos al tamaño, la forma, y la movilidad del espermatozoide.

Sin ningún lugar a duda del metaanálisis realizado en Israel se infiere que el estrés ha alterado ya no solamente la función del delicado sistema reproductor femenino, sino también la del masculino. Para terminar, digamos que el síndrome del estrés puede afectar todas las funciones mentales y físicas del organismo humano. Y esto incluye claro está un mecanismo esencial como el de la reproducción. El estrés no discrimina sexo, nadie puede escapar de él.
Fuente: https://laopinion.com/2017/08/09

¿Hasta qué edad es adecuado alimentar al bebé solo con leche materna?

Para que el crecimiento, el desarrollo y la salud sean óptimos, hay que alimentar a los lactantes exclusivamente con leche materna durante los seis primeros meses de vida. Por «lactancia materna exclusiva» se entiende no proporcionar al lactante ningún alimento ni bebida (ni siquiera agua) que no sea la leche materna. Se puede, no obstante, darle gotas o jarabes (vitaminas, minerales y medicamentos). La leche materna es el alimento idóneo para el crecimiento y el desarrollo sano del bebé; además, la lactancia materna forma parte del proceso reproductivo, y tiene importantes repercusiones para la salud de las madres.

La OMS recomienda que a los seis meses (180 días) se empiece a dar a los lactantes alimentos complementarios, además de leche materna: 2-3 veces al día entre los 6 y 8 meses de edad, y 3 veces al día más un refrigerio nutritivo de los 9 a los 11 meses. Entre los 12 y los 24 meses, deben dárseles tres comidas y pueden ofrecérsele otros dos refrigerios nutritivos, si lo desean. Los alimentos deben ser adecuados, es decir, que proporcionen suficiente energía, proteínas y micro-nutrientes para cubrir las necesidades nutricionales del niño en crecimiento. Los alimentos deben prepararse y administrarse de forma higiénica para evitar al máximo el riesgo de contaminación. Alimentar a un niño pequeño requiere una atención activa y estimulación para animarlo a comer.

La transición desde la lactancia materna exclusiva hasta el consumo de los alimentos de la familia es un periodo delicado. Es la época en la que muchos niños pequeños comienzan a padecer problemas de nutrición, lo que contribuye sobremanera a la elevada prevalencia de la malnutrición entre los niños menores de cinco años en todo el mundo. Es fundamental, pues, que los niños pequeños reciban alimentos complementarios apropiados, suficientes y seguros para que el paso de la lactancia a la alimentación familiar se produzca sin problemas.

Cantidades de alimentos que deben ofrecerse:

Sin título

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Los productos químicos en la dieta de las mujeres afectan el éxito de la FIV

Los datos presentados en el Congreso Científico de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva mostraron que los pesticidas, los edulcorantes artificiales y el azúcar que se encuentran en las dietas de las mujeres, pueden afectar negativamente sus posibilidades de éxito en la Fertilización In Vitro (FIV).

Los investigadores de Boston estudiaron los resultados de la FIV en relación con la ingesta de frutas y verduras (FV) de sus pacientes,  siendo más altos o más bajos en los residuos de plaguicidas. Se administraron cuestionarios de ingesta de alimentos a 300 mujeres sometidas a tratamiento de FIV entre 2007 y 2015. Los cuestionarios se referían a FV específicos clasificados como residuos de plaguicidas altos o bajos a moderados, basados ​​en los criterios del USDA. Los registros médicos de las mujeres fueron revisados ​​para los datos del embarazo y los nacidos vivos, y sus resultados de FIV se analizaron teniendo en cuenta diferentes tratamientos específicos, la edad, el tabaquismo, el ejercicio y la ingesta de alcohol, así como la dieta.

Las mujeres comieron un promedio de una porción de FV de alto residuo y 2,5 porciones de FV de bajo residuo por día. Las mujeres que consumieron el menor número de FV con alto plaguicida, tuvieron un 46% de probabilidades de tener un parto vivo; las que consumieron FV más altos en plaguicidas, tuvieron un 30% de posibilidades de nacimiento vivo. Cuanto más alta sea la cantidad de pesticidas consumidos por una mujer, más probable es que sufra una pérdida de embarazo.

Investigadores de Sao Paulo, Brasil, han descubierto que tanto el azúcar como los edulcorantes artificiales, consumidos por las mujeres a través de refrescos y café, tienen un efecto perjudicial sobre los resultados de los ciclos de FIV con ICSI. 524 pacientes sometidos a FIV con ICSI fueron entrevistados por un profesional de la nutrición antes de comenzar el tratamiento. Respondieron preguntas sobre los alimentos que consumían, incluyendo refrescos y café endulzado con azúcar y edulcorantes artificiales. agua-no-gaseosa

Los investigadores descubrieron que el consumo de refrescos que contenían azúcar o edulcorantes artificiales afectó la calidad del embrión negativamente y redujeron las tasas de implantación y embarazo. El café no azucarado no tuvo efecto sobre la calidad de los huevos, la implantación o la probabilidad de embarazo, pero los pacientes que usaban azúcar en su café, tenían peor calidad de embriones.  Owen K. Davis, MD, presidente de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva señaló: “Un estado de buena salud, incluyendo una dieta saludable es esencial para el éxito de la FIV. Necesitamos educar a nuestros pacientes sobre pesticidas y edulcorantes. Restringir soda dietética, edulcorantes y azúcar, y aprender acerca de las clasificaciones de pesticidas del USDA para poder comprar más inteligentemente puede requerir algún esfuerzo, pero los pacientes necesitan saber que pueden mejorar sus posibilidades de embarazo si toman estos pasos “.

 

Fuente: http://www.reproductivefacts.org/news-and-publications/news-and-research/press-releases-and-bulletins/chemicals-in-womens-diet-affect-ivf-success/

Fecha: Octubre 2016

La prevención luego de un Embarazo Ectópico

El diagnóstico temprano y el tratamiento apropiado de los diferentes tipos de embarazos ectópicos son esenciales para reducir aún más, el número de mujeres que pierden la vida debido a la enfermedad, afirma una guía revisada publicada por el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos (RCOG) Y la Asociación de Unidades de Embarazo Temprano (APEU).

Un embarazo ectópico es un embarazo que crece fuera del útero. En el Reino Unido, uno de cada 90 embarazos resulta en un embarazo ectópico, con un estimado de 11.000 embarazos ectópicos diagnosticados cada año. La mayoría de los embarazos ectópicos ocurren en las trompas de Falopio, sin embargo, 3-5 de 100 embarazos ectópicos ocurren en otros lugares como el cuello uterino o el cuello de la matriz, ovario o abdomen. Es poco probable que un embarazo sobreviva en estas situaciones y puede poner en riesgo la vida de la mujer.  1

Janine Elson,  portavoz del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos de Reino Unido (RCOG), dijo: “Los embarazos ectópicos pueden poner en peligro la vida, por lo que es importante que las mujeres busquen ayuda inmediatamente si experimentan síntomas. Cualquier mujer en edad fértil que tenga relaciones sexuales, podría tener un embarazo ectópico”.  Un embarazo ectópico es una experiencia muy personal, y el impacto psicológico puede ser muy significativo. Puede significar llegar a un acuerdo con la pérdida de un bebé, con el impacto potencial sobre la fertilidad en el futuro, o con la comprensión de que una mujer podría haber perdido la vida. Cada mujer hace frente a su propia manera, pero es importante que ella se siente apoyada. Las directrices refuerzan que las mujeres sometidas a tratamiento deben ser conscientes de cómo acceder al apoyo a través de grupos de apoyo a los pacientes”.

Fuente: Royal College of Obstetricians and Gynaecologists

 

La obesidad y su relación con los abortos

La obesidad ha sido identificada como un factor de riesgo para muchas complicaciones del embarazo incluyendo la diabetes gestacional, la preeclampsia, la pérdida del embarazo y la muerte fetal precoz.

Un meta-análisis concluyó que las pacientes que tienen un índice de masa corporal (IMC) superior a 25 (sobrepeso y obeso) poseen un riesgo significativamente mayor de aborto involuntario del embarazo, sin importar la forma de obtener el embarazo (bien de forma natural, bien mediante técnicas de reproducción asistida).

Tanto en la población general, como en la población infértil, las aneuploidías ( cambios en el número cromosómico que pueden dar lugar a enfermedades genéticas) son la causa más comúnmente identificable de aborto involuntario. Aunque la mayoría de los abortos involuntarios son debidos a aneuploidías fetales, la OBESIDAD es un factor asociado a un incremento en la frecuencia de los mismos, incluso en pacientes con donación de ovocitos, lo que sugiere que esta elevada tasa de aborto no se debe a las anormalidades cromosómicas de los ovocitos.

El defecto sistémico y las causas uterinas propias de un aborto involuntario, podrían conllevar a una pérdida del embrión anidado de una forma natural en mujeres con un IMC elevado.  La obesidad materna tiene varios efectos conocidos en la función endometrial, como es la proliferación endometrial en exceso, pudiendo llegar a hiperplasiarlo, hecho que podría modificarse en mujeres en edad reproductiva.

Fuente: Department of Obstetrics and Gynecology, Stanford Hospital and Clinics, Stanford, CA, USA

 

Conozca su CICLO MENSTRUAL

El ciclo menstrual es el periodo de tiempo que pasa entre el 1er día de regla hasta el 1er día de regla del mes siguiente.

Este ciclo tiene tres fases:

image001*Fase folicular: en esta fase hay una caídad de estrógenos y progesterona debido a que no ha habido fecundación. Esta caída hormonal provoca el desprendimiento del endometrio (revestimiento del útero) y esto se manifiesta en forma de menstruación. De manera simultánea se empieza a segregar FSH (hormona foliculoestimulante) que hará crecer a los folículos que contiene el ovario. LLega un punto que todos detienen su crecimiento excepto uno. Por otro lado, una vez desprendido el endometrio, empezará a volver a regenerarse para prepararse para una posible implantación embrionaria.

*Fase de ovulación: la LH (hormona luteinizante) empieza a segregarse y provoca la ovulación hacia las trompas de falopio. Este hecho se da, casi con toda seguridad, catorce días antes de el primer día de regla del ciclo siguiente.

*Fase luteínica: una vez expulsado el oocito, la estructura folicular se va a convertir en una glándula llamadacuerpo lúteo que será la encargada de producir progesterona y de mantener el embarazo en caso de implantación. Si no hay fecundación se interrumpe la secreción de progesterona y se produce de nuevo la caída del endomentrio produciendo así la menstruación del ciclo siguiente.

 

 

Alternativas de fertilidad luego de una Vasectomía

Actualmente la vasectomía es uno de los métodos de esterilización más comunes en los Estados Unidos. Si cambia de opinión acerca de tener hijos luego de haberse realizado una vasectomía, hay dos intervenciones que pueden ayudarlo a tener un hijo con su pareja. Las dos opciones son: revertir la vasectomía,  o realizar una aspiración de espermatozoides antes de la fertilización in vitro (FIV). Su médico puede ayudarlo a elegir qué intervención es mejor para usted y su pareja de acuerdo con:

• Cuánto tiempo ha transcurrido desde su vasectomía

• Su edad

• La cantidad de hijos que desea tener

• El costo

• Qué tan rápido desea concebir un hijo, ya sea en forma natural o mediante FIV

¿Cuáles son las primeras medidas que debo tomar?

Lo primero que debe hacer es consultar con un urólogo. Un urólogo es un médico que se especializa en el cuidado médico de los órganos reproductivos del hombre. Su urólogo tomará su historia clínica y le hará un examen físico para asegurarse de que usted no tenga otros problemas de salud que pudieran afectar su fertilidad. Su pareja también debería ver a su médico para asegurarse de no tener problemas de fertilidad.

¿Qué sucede en una intervención para revertir la vasectomía?

Existen dos intervenciones para revertir la vasectomía. Cuál intervención se utiliza,  depende del área del tracto reproductivo masculino que haya sido bloqueada durante su vasectomía original.

• En una vasovasostomía se vuelven a conectar los dos extremos del conducto deferente. El conducto deferente es un tubo que transporta los espermatozoides fuera del testículo. Usted tiene dos conductos deferentes, uno del lado izquierdo del escroto y otro del lado derecho. Durante su vasectomía, se cortaron ambos conductos deferentes para evitar que los espermatozoides se mezclen con el semen.

• En una vasoepididimostomía se vuelve a conectar el epidídimo al conducto deferente. El epidídimo es un segmento en espiral de los conductos de espermatozoides donde maduran los espermatozoides. Esta cirugía se utiliza cuando no es posible realizar una vasovasostomía a causa de las obstrucciones generadas con la vasectomía. En la intervención, su médico decidirá cuál es la cirugía que más le conviene. Ambos tipos de reversión de vasectomía posiblemente les permitan a usted y su pareja tener un hijo en forma natural mediante el coito.

¿Cómo se aspiran los espermatozoides antes de un ciclo de FIV?

Durante esta intervención, el médico aspira (con succiones suaves) los espermatozoides de sus testículos. Esta intervención se realiza generalmente en el consultorio y bajo anestesia local (con medicamentos que adormecen el área). También se puede realizar bajo anestesia general. Se utiliza una aguja muy pequeña para extraer los espermatozoides directamente de cada conducto deferente cerca del testículo, o incluso directamente de cada testículo. La mayoría de los hombres presentan dolor leve después de esta intervención. Posteriormente, los espermatozoides se utilizan para fecundar los óvulos de su pareja en el laboratorio mediante la FIV. Los espermatozoides se pueden aspirar el día en que se realizará la FIV o se los puede extraer con anterioridad y congelar para realizar la FIV más adelante.

Debido a la poca cantidad de espermatozoides, no se recomienda utilizarlos para la inseminación artificial. Si se lo realiza junto con la FIV, este método es muy eficaz, especialmente si su pareja tiene menos de 35 años. Este método tiene algunas otras ventajas. Puede significar que su pareja quede embarazada en menos tiempo y que no sea necesario utilizar métodos anticonceptivos luego del embarazo. También es una intervención menos invasiva para el hombre. Sin embargo, hay algunas desventajas. Es una intervención más costosa. Si se transfiere más de un embrión, su pareja puede tener más de un hijo a la vez. También es una intervención más invasiva para la mujer, y puede ser necesario repetirla si desean tener más hijos.

 

Fuente: AMERICAN SOCIETY FOR REPRODUCTIVE MEDICINE

Ventajas de realizar un Perfil Andrológico

Antiguamente se consideraba al espermatograma como un estudio que evaluaba el 100% del potencial reproductivo masculino, sin embargo,  actualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS),  establece que un espermatograma considerado “normal”  no descarta la alteración en algún parámetro seminal, ya que éste no considera algunos parámetros valiosos para el estudio de la fertilidad masculina.

El perfil andrológico  incluye  la información de un espermatograma, además de una serie de procedimientos como: lavado espermático para determinar el recuentro de espermatozoides móviles (REM), test de supervivencia espermática y test de Acrosina. Una ventaja de este estudio es  que permite con una sola muestra espermática, generar un diagnóstico adecuado acerca de la condición fértil de la parte masculina.

El REM es un parámetro importante que le permite al especialista seleccionar la técnica de reproducción asistida más adecuada para la pareja. La Inseminación artificial (IAIU) debe ser considerada cuando el REM es mayor o igual a 3 millones de espermatozoides móviles y existan más de 4 % de formas normales en la morfología espermática, así como cuando existen alteraciones en el volumen del semen (hipospermia menor a 1,5 ml  o hiperespermia mayor a 5 ml), además de una movilidad espermática deficiente (astenospermia).

El porcentaje de éxito de la IAIU  es de aproximadamente el 20 % , sin embargo esta tasa de éxito solo es posible si no existe ningún factor tubárico alterado en la parte femenina, lo cual se debe descartar con estudios diagnósticos como: la histeroscopia, la histerosalpingografía, histerosonografía y la laparoscopia ginecológica.

Se debe considerar una fertilización in vitro cuando el REM es mayor o igual a 1 millón, pero inferior a 3 millones, y un ICSI (Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides), cuando el REM es inferior a 1 millón, o ante una morfología espermática menor al  4% (Teratospermia).

Nota: Cualquier información adicional no dude en comunicarse con nosotros a través del 0212-9857930 ó escribiendo a  genesisfertilidad@gmail.com.

Plugin from the creators ofBrindes :: More at PlulzWordpress Plugins