Una de cada 5 mamás guarda silencio sobre su depresión postparto

Tener una fuerte red de respaldo aumenta las probabilidades de que una mujer hable de sus síntomas, según un estudio – Mary Elizabeth Dallas

Una de cada 5 mujeres que recién fueron madres y que tienen una depresión postparto u otro trastorno del estado de ánimo después de dar a la luz sufre en silencio, revela un estudio reciente.

“Nuestro estudio descubre que muchas mujeres que se beneficiarían del tratamiento no lo están recibiendo, porque no le dicen a nadie que están pasando por dificultades”, dijo la autora del estudio, Betty-Shannon Prevatt, psicóloga clínica y estudiante de doctorado en la Universidad Estatal de Carolina del Sur.

Prevatt y sus colaboradores pidieron a 211 mujeres que habían dado a luz en los últimos 3 años que participaran en una encuesta anónima. Preguntaron a las madres si tuvieron síntomas de algún trastorno del estado de ánimo postparto y si habían hablado con un médico, un enfermero, un asesor en lactancia o una doula sobre estos síntomas. También les preguntaron con respecto a cualquier dificultad que les impidiera buscar ayuda profesional.

“Sabemos que entre el 10 y el 20 por ciento de las mujeres experimentan unos trastornos del estado de ánimo significativos después del parto, y esos trastornos pueden afectar de forma negativa al bienestar físico y emocional de las madres y de los niños”, dijo Prevatt en un comunicado de prensa de la universidad. Nuestro objetivo con este estudio era ver cuántas mujeres no están hablando sobre estos problemas, dado que eso es una cuestión determinante para ayudar a las mujeres a que tengan acceso al tratamiento”, añadió.

2

La encuesta mostró que el 51 % de las madres del estudio cumplían los criterios de un trastorno del estado de ánimo postparto. De ese grupo, aproximadamente el 20 % nunca le comentaron sus dificultades a su médico tratante. “Para poner esto en contexto, hay directrices nacionales que dicen que los proveedores de atención de la salud deben preguntar a las mujeres con respecto a los síntomas [de un trastorno del estado de ánimo postparto] después de dar a luz”, comentó la coautora del estudio, Sarah Desmarais, profesora asociada de psicología.

Dado que hay tantas mujeres en nuestro estudio que no hablan sobre lo que están sufriendo, “esto sugiere firmemente que un porcentaje significativo de estas mujeres no hablan de sus síntomas incluso cuando se les pregunta por ellos”, señaló.

Las madres recientes que tenían los niveles de estrés más altos y las que tenían las redes de respaldo más fuertes eran más propensas a buscar ayuda por un trastorno del estado de ánimo después de dar a luz, indicaron los investigadores. “No debemos solo enseñar a las mujeres cómo crear un plan para el parto, sino que necesitamos enseñarles a crear un plan de respaldo social”, afirmó Desmarais.

En general, las mujeres que estaban desempleadas, las que tenían antecedentes de problemas de salud mental o las que tenían los síntomas más severos de un trastorno del estado de ánimo eran más propensas a reportar varios problemas en el acceso a la atención profesional que necesitaban, encontró el estudio.

“Este trabajo enfatiza la importancia de las redes de respaldo y la necesidad de normalizar la amplia variedad de reacciones que tienen las mujeres después de dar a luz”, dijo Prevatt. “Tenemos que hacer que no haya ningún problema con que las mujeres hablen sobre su salud mental, para que puedan tener un mejor acceso a un tratamiento. Trabajar con las personas que rodean a las mujeres que recién fueron madres podría ser clave”.

Los resultados del estudio aparecen en una edición reciente en línea de la revista Maternal and Child Health Journal.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

FUENTE: North Carolina State University, news release, Aug. 24, 2017

Emociones y fertilidad, ¿que relación hay?

  • La ovulación y la menstruación son reguladas por la secreción hormonal, por lo que se ven afectadas por los estados emocionales

  • La infertilidad afecta a más de 80 millones de personas en el mundo, según estima la OMS

En los últimos años he visto cómo el motivo de consulta: «Tengo problemas para ser mamá/papá», «No consigo quedarme embarazada, no se cómo gestionarlo», «Me produce mucha ansiedad ver que no podré ser mama» ha incrementado de forma desmesurada.

Los casos de infertilidad aumentan de manera increíble debido a varios factores: el aumento de la edad de las mujeres para quedarse embarazadas, el estrés, la contaminación ambiental y el consumo de sustancias tóxicas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 80 millones de personas en el mundo están afectadas por la infertilidad.

Existen dos tipos de esterilidad:DOCU_GRUPO

1.- Esterilidad primaria: es la que presenta una pareja que nunca ha podido lograr un embarazo después de intentarlo durante al menos un año de relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos.

2.- Esterilidad secundaria: son las parejas que sí pudieron tener un primer embarazo pero no consiguen el siguiente después de transcurrir más de 12 meses.

Ambas afectan al 15% de los países industrializados, teniendo un gran impacto en la pareja y la sociedad.

José Benítez, director médico de Boston Medical Grup, asegura que los hombres con cargos de mucha responsabilidad y elevados niveles de estrés tienen mayor prevalencia a sufrir alteraciones que afecten a la fecundidad, así como disfunción erectil.

Concepción Alonso Cerezo, médico y cirujana del Área de Genética Clínica del Hospital de La Princesa de Madrid, recuerda que la fertilidad de una pareja depende de ambos cónyuges, no sólo de la mujer. Tanto las funciones reproductivas del hombre como de la mujer deben estar coordinadas y preservadas, puesto que cualquier defecto producirá alteraciones en la reproducción.

En esta problemática un factor muy importante es el control emocional. Por ejemplo, la ovulación y la menstruación son reguladas por la secreción hormonal, por lo tanto, es lógico que se vean afectadas por nuestros estados emocionales. En situaciones de estrés muchas mujeres no ovulan y dejan de menstruar, este problema se denomina «amenorrea hipotalámica». La doctora Sara L. Berga, en el Magee Women´s Hospital de Pittsburgh, llegó a la conclusión de que la tensión emocional es uno de los principales factores que generan una reducción de la secreción hipotalámica de la hormona liberadora de gonadotrofina, reduciendo la secreción pituitaria de hormonas, lo que conduce a una estimulación ovárica insuficiente como para concretar la menstruación. Por ello es importante atender a los miedos o conflictos emocionales.

El primer impacto emocional es el diagnóstico de infertilidad, éste suele producir una crisis dentro del núcleo de la pareja y se traduce en un gran desgaste emocional, por su carácter cíclico. Se repite una y otra vez la vivencia de esperanza (al inicio del ciclo) y fracaso (cuando llega la menstruación). Además de este problema emocional, tenemos el añadido del importante costo económico que supone el tratamiento, los procesos médicos y la invasión de la privacidad sexual de la pareja.

En la mayor parte de parejas que pasan este proceso se superponen sentimientos de inadecuación, desesperación, pena, envidia de otros papas, celos hacia la mujer embarazada, miedo, pérdida de la lívido, culpa, ansiedad, depresión y pérdida de autoestima. Principalmente estos cuadros últimos son los que más incapacitan.

Por todo esto, es muy importante aprender a gestionar bien estas situaciones de estrés, que los equipos de medicina reproductiva dispongan de un buen equipo psicológico y pedir ayuda profesional.

Fuente: http://www.larioja.com/culturas/201706/27/emociones-fertilidad-relacion-20170627002337-v.html

Embarazo en tiempos de crisis

En condiciones normales, el embarazo suele ser fuente de estrés para la mujer ante los cambios que se avecinan. Se ponen en marcha mecanismos fisiológicos y psicológicos altamente complejos pues el cuerpo de la mujer empieza a cambiar para adaptarse a la vida que se desarrolla dentro de sí.

Sobra la literatura médica  y psicológica que nos ilustra sobre el efecto de los estados anímicos de las mujeres gestantes en sus bebés, especialmente cuando el estrés se prolonga y nacen bebés con altos niveles de activación, irritables,  bajo peso y llanto persistente. embarazo-estres-1-z

En cualquier pais del mundo en donde se registre una crisis social y política, demanda del ciudadano común una respuesta adaptativa que, en muchos casos, supera los recursos internos de los que se dispone. Imaginemos entonces la vivencia de una mujer embarazada que transita su embarazo en medio de un ambiente de grandes tensiones; todas las situaciones normales que pueden generarle ansiedad se ven acentuadas por una situación fuera de su control inmediato: violencia en la calle, obstáculos para el libre tránsito, lluvia de información que llega indiscriminadamente, cambios drásticos en las rutinas y hasta en los casos más extremos, encontrarse en medio de confrontaciones o entrar en contacto directo con gases y sustancias tóxicas, los cuales la colocan en una posición de mayor vulnerabilidad.

El estrés entonces, viene a ser la activación fisiológica y la valoración negativa que se produce como consecuencia de un desbalance entre de las demandas externas al individuo frente a la capacidad de afrontarlas con sus propios recursos. Ante la contundencia de este desbalance, que en algunos casos puede llegar a ser abrumador, se sugiere tomar algunas medidas de autoprotección y cuidado para ellas y sus bebés en desarrollo:

1) No participar en movilizaciones de calle: las mujeres embarazadas, los adultos mayores y los niños son poblaciones especiales que NO deben participar en actividades de calle que pongan en riesgo su integridad física y emocional. Hay otras vías posibles para la participación ciudadana.

2) Limitar el tiempo de exposición a las noticias: es necesario reducir al mínimo el tiempo que se dedica a esta actividad. Se sugiere recurrir a fuentes confiables de información NO amarillistas para evitar exponerse a contenido violento o angustiante.

3) Mantener las rutinas: en la medida de lo posible, mantener horarios y rutinas, ya que esto genera una sensación de seguridad y control en medio de situaciones caóticas (alimentación, baño, hora de dormir, trabajo, tiempo para descansar). Se debe procurar mantener bajo control aquello que si depende de nuestra voluntad.

4) Actividad física: si el médico lo autoriza, realizar alguna actividad física de manera regular (caminar, nadar, ir al gimnasio, etc). Otras actividades como el Yoga producen innumerables beneficios a nivel físico y emocional.

5) Reservar tiempo para la recreación: leer un buen libro, escuchar música, ver una película o salir a dar un paseo, hará sentirse mejor. No debes reprocharte por disfrutar momentos de esparcimiento: recuerda que el milagro de la vida está obrando dentro de ti, y lo normal es que te sientas feliz y en plenitud por eso. Mereces estar en armonía.

6) Técnicas de Relajación: el empleo de técnicas de desactivación fisiológica como la relajación muscular progresiva, técnicas de respiración y visualizaciones guiadas ayudan a inducir estados de calma y bienestar. Con estas técnicas se pueden disminuir la presión arterial, el ritmo cardíaco, regular la respiración y disminuir la tensión muscular.

7) Conversar sobre lo que siente: si te encuentras angustiada, preocupada, con emociones que te cuesta procesar, conversa sobre ello con tus familiares y amigos.

8) Buscar ayuda profesional: si hablar con otros sobre lo que sientes no te produce alivio y, por el contrario, te hace sentir abrumada por el estrés, no dejas de preocuparte por lo que sucede, sientes miedo y se te hace imposible relajarte, no dudes en buscar ayuda profesional. Nuestra unidad ofrece Consultas de Apoyo Emocional muy convenientes durante el proceso previo al embarazo, durante el mismo, y en el postparto.

Lic. Yolanda Vera

Psicólogo Clínico / Psicooncóloga

F.P.V. 5593

 

¿Por qué asistir a consultas de APOYO EMOCIONAL durante un tratamiento de fertilidad?

Según la referencia de nuestros pacientes y estudios a nivel psicológico en el área de infertilidad, recomendamos ampliamente el apoyo emocional que ofrece nuestra unidad “Génesis”.

Cuando una pareja se enfrenta ya sea a un diagnóstico de infertilidad o a dificultades para concebir de forma natural, son muchos los pensamientos y sentimientos que se asocian. Aparecen así, desesperanza,  ansiedad, rabia, negación (esto no me puede estar pasando a mi), tristeza, miedo a lo que vendrá, entre otros. Que aparezcan no es “negativo” ni “anormal”, todo lo contrario, es totalmente esperado ante algo que jamás imaginamos que nos podía pasar; lo que sí es “negativo”, es no afrontarlos ni aceptarlos, sin intentar hacer algo con ellos, que permita disminuir y manejar adecuadamente cada uno de esos sentimientos. 3

De igual forma, una vez aceptado que se tiene un problema o dificultad para concebir, nos enfrentamos al tratamiento de reproducción asistida, los cuales a pesar de no ser invasivos ni dolorosos, podrían representar una carga de estrés importante, mayormente en la mujer, ya que ésta se verá en la necesidad de seguir un protocolo estricto y minucioso, que incluye visitas constantes al ginecólogo, inyecciones, exámenes de laboratorio, etc, así como posibles cambios emocionales por la introducción de hormonas (irritabilidad, llanto fácil), situación que puede afectar también a la relación de pareja.

La literatura apoya la eficacia de las intervenciones psicológicas en parejas con dificultades en la fertilidad. Un amplio grupo de estudios al respecto, evidencian el impacto psicológico negativo que producen los diferentes diagnósticos de infertilidad en las parejas, así como los tratamientos respectivos, sobre todo aquellos denominados de alta complejidad. Estos estudios muestran el efecto positivo de la orientación psicología e intervención psicoterapéutica para manejar la ansiedad, tristeza y estrés durante los procedimientos de reproducción asistida.

Al respecto estudios científicos han comprobado que el estado emocional de la pareja puede llegar a ser determinante para los resultados de los tratamientos, aumentando de forma exponencial la tasa de éxito cuando se tiene un nivel emocional óptimo. Algunos estudios revelan que incluso, el apoyo emocional durante un tratamiento de reproducción asistida, puede llegar a conseguir el doble de porcentaje de gestación en las pacientes involucradas.

¿Sabías que el apoyo emocional es un pilar fundamental a lo largo del proceso de decisión, ejecución y aceptación de un tratamiento de reproducción asistida? Porque ayuda a disminuir la ansiedad, el estrés, temores, etc, que pueden incidir de forma negativa en el tratamiento, reduciendo así las posibilidades de éxito. El apoyo emocional es una pieza básica para poder expresar libremente todas las dudas y temores, que una vez resueltos, permiten tomar mejores decisiones y afrontar el proceso de una manera más positiva y esperanzadora. Si cuerpo y mente están bien, aumentamos la posibilidad de lograr un embarazo.

Por este motivo nuestros principales objetivos son:

  1. Evaluar el estado emocional de la pareja que va a comenzar un tratamiento de Fertilización Asistida, y así identificar posibles miedos y ansiedades
  2. Proporcionar acompañamiento a las parejas durante todo el proceso, evitando el aislamiento
  3. Dar una amplia información acerca de las diferentes técnicas o tratamientos, la técnica aplicada a la pareja y el porqué del uso de esta, ayudando a aclarar dudas que puedan generarse, lo que a su vez disminuirá la ansiedad
  4. Eliminar sentimientos de desesperanza, ya que estos representan una piedra de tranca en el tratamiento
  5. Disminuir y manejar adecuadamente sentimientos de tristeza, ya que la tristeza exacerbada o la depresión, puede generar mayor dificultad para obtener el embarazo. Esto ha sido comprobado en múltiples estudios realizados
  1. Disminuir y manejar el estrés y la ansiedad, ya que las crisis de ansiedad afectan la fertilidad; existe una regulación psico-inmuno-endocrina, por la cual el estrés afecta la secreción de neurotransmisores cerebrales y hormonas fundamentales para la reproducción humana
  2. Aclarar y orientar puntos relevantes del tratamiento como por ejemplo:
  • Armonizar trabajo con citas médicas
  • Congelación de embriones
  • Día de Aspiración y transferencia de embriones
  • Manejo del reposo

Hablar, organizar ideas, tomar decisiones importantes y ayudar a fortalecer los pensamientos positivos, será siempre en pro de aumentar las posibilidades de embarazo. Mientras más hablemos de lo que sentimos y sepamos que no somos los únicos que pasamos por esa situación, tendremos una mayor salud mental que desencadenará en una mejor disposición corporal y física para el tratamiento de reproducción asistida.

Consideramos que con un seguimiento de 3-4 consultas, podemos lograr nuestros objetivos, 3 consultas antes de la aspiración folicular o procedimiento médico y 1 consulta post-tratamiento (NO LIMITANTE).

¡LOS FELICITAMOS POR SU DECISIÓN

Departamento de Apoyo Emocional

El APOYO EMOCIONAL, antes, durante y después de un tratamiento de fertilidad.

 

apoyo-psicologico-fertilidad

En Genesis, somos pioneros en el acompañamiento emocional, porque estamos conscientes de lo necesarias e importantes que son estas consultas. En ellas, nuestra especialista colabora con la pareja de la siguiente forma:

* Eliminando sentimientos de desesperanza, ya que estos representan una piedra de tranca en el tratamiento, si no tenemos esperanza y confianza, ¿para qué realizarlo?

* Disminuyendo y manejando adecuadamente sentimientos de tristeza, ya que la tristeza exacerbada o la depresión, puede generar mayor dificultad para obtener el embarazo. Esto ha sido comprobado en múltiples estudios realizados

* Minimizando el estrés y la ansiedad, ya que las crisis de ansiedad afectan la fertilidad; existe una regulación psico-inmuno-endocrina, por la cual el estrés afecta la secreción de neurotransmisores cerebrales y hormonas fundamentales para la reproducción humana

Si está deseando quedar embarazada y no lo consigue, si está próxima a recibir algún tratamiento de fertilidad, o incluso, si ya dio a luz y aún siente que necesita soporte profesional por los cambios emocionales que provoca la maternidad, contáctenos por cualquiera de nuestras vías. Será un placer atenderla.

 

 

 

Seis razones por las que a las mujeres les afecta más la depresión

Las mujeres tienen casi el doble de posibilidades que los hombres de sufrir un trastorno depresivo grave en su vida. Aún no está claro el motivo de ello, pero parece que tiene mucho que ver con una combinación de factores biológicos, hormonales, genéticos, psicológicos y sociales.

“Sin duda, las mujeres se ve más afectadas por la depresión, y son más vulnerables ante la enfermedad debido a cuestiones biológicas”, explicaba Jill Goldstein, directora de investigación en el Center for Women´s Health and Gender Biology de Brigham y el Hospital de Mujeres en Boston.

Los científicos, entre ellos Goldstein, están empezando a descubrir el papel que tiene la diferencia de sexo en el desarrollo y el funcionamiento del cerebro, y cómo estas diferencias afectan a los trastornos psiquiátricos.

Aunque las mujeres, en general, comprenden mejor los cambios que experimentan y son capaces de expresar mejor los síntomas, siendo así más sencillo determinar un tratamiento, esto no explica por qué a ellas la depresión les afecta de manera desproporcionada con respecto a los hombres, afirmaba Goldstein.

Éstas son 6 de las razones por las que las mujeres serían más propensas a sufrir depresión.

Vulnerabilidad genética

Un cuadro familiar depresivo aumenta tanto en hombres como en mujeres la posibilidad de desarrollar este trastorno. No obstante, la vulnerabilidad genética unida a los acontecimientos de la vida, especialmente los ocurridos a una edad temprana, como abuso sexual o maltrato físico durante la infancia, podrían contribuir a aumentar la incidencia de la depresión en las mujeres, aseguraba Goldstein. La investigación sugiere que las mujeres son más propensas que los hombres a la depresión como respuesta ante una situación de estrés.

Desarrollo fetal

Durante el desarrollo del feto, la diferenciación sexual tiene lugar en el cerebro, permitiendo que algunas regiones del cerebro se desarrollen de forma diferente en hombres y en mujeres, aclaraba Goldstein. Además, las hormonas y los genes implicados en el desarrollo fetal y la infancia podrían ser la causa que hace que algunas personas tiendan a padecer más trastornos del estado de ánimo, como la depresión, explicaba.

La depresión también puede surgir en otros tres períodos sensibles de la vida de una mujer, de acuerdo con la especialista.
Esos tres períodos ocurren cuando las hormonas inundan el cerebro y el cuerpo de una mujer. Las hormonas afectan directamente a las sustancias químicas del cerebro, y esto supone una regulación hormonal del sistema de conexiones del cerebro, que a su vez regula el ánimo y las emociones, argumentaba la investigadora.

Durante estas fases, las mujeres tienen que volver a conectar consigo mismas, observar los cambios en su humor, en la concentración, la energía, los hábitos alimenticios y de sueño. Las que hayan sufrido otro episodio depresivo anteriorente, deberían llevarlo a cabo con más motivo; ellas se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad durante el embarazo o la menopausia.

Adolescencia

Antes de la pubertad, existen pocas diferencias de sexo en lo que a la depresión se refiere, ya que el trastorno afecta a chicos y a chicas por igual. Las diferencias de sexo empiezan a producirse tras la pubertad, a edades comprendidas entre los 16 y los 20 años, cuando las chicas tienen aproximadamente el doble de posibilidades de padecer depresión.

Si los trastornos depresivos son frecuentes en la familia, es importante prestar atención al comportamiento de los hijos, especialmente tras la pubertad, aconsejaba Goldstein.

Embarazo

“El embarazo puede ser un catalizador de la depresión en las mujeres”, aseguró Goldstein a Live Science.

Las fluctuaciones hormonales durante y después del embarazo contribuyen a intensificar el riesgo. Los problemas para concebir al bebé, los embarazos no deseados y los abortos también pueden contribuir a desarrollar una depresión.
Después de dar a luz, las exigencias de la maternidad y el cuidado del recién nacido pueden sobrepasarnos. Si bien es cierto que algunas mujeres experimentan una sensación de tristeza tras convertirse en madres, la depresión postparto es un problema más grave, complejo y duradero.

Transición a la menopausia

El incremento y la disminución progresiva de las hormonas reproductivas durante la menopausia y en los años previos también aumentan la posibilidad de sufrir una depresión. Este período, llamado perimenopausia, suele acarrear tanto cambios físicos como psicológicos, que pueden afectar al estado de ánimo de las mujeres. Entre estas alteraciones se incluyen la sensación de bochorno o ataques de calor, un mayor sangrado, menstruaciones irregulares e insomnio.

Factores ambientales

La manera en que las mujeres son criadas en sociedad y los roles que tienen en ella también pueden afectar a su susceptibilidad a la depresión. El papel de una mujer como madre, esposa y cuidadora de padres ancianos, junto con la presión de la casa y de la vida laboral, son factores que hacen incrementar el estrés. Este estrés puede llevar a algunas mujeres a sentirse deprimidas. La investigación demuestra que las mujeres tienden a ser más sensibles hacia sus propias emociones, así como hacia las necesidades emocionales de los demás, y suelen internalizar estas emociones y preocuparse excesivamente por ellas, lo que puede provocar ciertos síntomas causantes de la depresión.

Fuente:  |  Por

 

 

La melancolía o tristeza de la maternidad

Después del nacimiento del bebé, muchas madres primerizas sienten “melancolía o tristeza de maternidad” o como se le conoce en inglés, “baby blues”. En comparación a como la mujer se siente la mayor parte del tiempo, la nueva madre puede:

  • Sentirse más irritable
  • Llorar con facilidad
  • Sentirse triste
  • Sentirse confundida

La tristeza después del parto llega a su cima de 3 a 5 días después del nacimiento del bebé. Por lo general, termina para el décimo día después del parto. Aunque estos sentimientos no son placenteros, la mujer puede llevar a cabo sus actividades normalmente. El sentimiento melancólico o de tristeza disminuye con el tiempo.

Los expertos,  sostienen que los cambios hormonales en la mujer después del parto, son los que pueden causar la melancolía de la maternidad. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos les recomienda a las mujeres que hagan lo siguiente para ayudar a aliviar estos sentimientos:

  • Hablar con su pareja o un buen amigo sobre cómo se siente
  • Descansar lo suficiente
  • Pedirles ayuda a su pareja, familia y amistades
  • Tomarse tiempo para si misma
  • Salir de la casa todos los días, aunque sea por un momento
  • Unirse a un grupo de apoyo; compartir sus sentimientos con las otras mujeres que conozca

Si los síntomas duran más de 2 semanas o empeoran, usted puede estar atrevesando por una Depresión Posparto. Ésta es una condición médica seria y debería ponerse en contacto con su médico tratante.

 

Fuente: March Of Dimes

PADRES ¿cuándo están listos para volver a intentarlo?

Quizás tenga sentimientos conflictivos de quedar embarazada otra vez después de la pérdida de su bebé. Quedar embarazada otra vez,  posiblemente le haga sentir que está pasando a una nueva etapa de cosas buenas. Tal vez se sienta triste y siga extrañando al bebé que no nació. Es posible que se sienta culpable. Podrá sentir temor de que, si queda embarazada otra vez, el nuevo embarazo no llegue a término. Es normal tener todas estas emociones.Hable con su pareja acerca de lo que siente. Su pareja podrá tener otra opinión sobre el nuevo embarazo. Es importante compartir las inquietudes y preocupaciones mutuas.

Quizás también le ayude compartir sus sentimientos con otras personas que se preocupan por usted, como:

  • Su familia
  • Sus amigos
  • Su médico
  • Otros padres en situación similar
  • Un consejero

¿Cuánto debe esperar antes de intentar quedar embarazada otra vez?

Para la mayoría de las mujeres, conviene esperar al menos 18 meses antes de quedar embarazada otra vez. De esta forma, el cuerpo tiene tiempo suficiente de reponerse entre embarazos. Además, al darse ese tiempo, quizás se sienta menos preocupada médico y conversen sobre lo adecuado para usted.

¿Tiene algún problema médico que pueda afectar su nuevo embarazo?

Algunos problemas médicos pueden causar complicaciones durante el embarazo. Hágase un chequeo médico antes de intentar quedar embarazada otra vez. Hable con su ginecólogo sobre:

  • Su historia de embarazos. Avise si ha tenido problemas en otros embarazos. Infórmele además,  si hay problemas médicos que se heredan en su familia. Algunos de ellos podrían afectar el embarazo
  • Problemas de salud que tenga, como diabetes o presión arterial alta. Éstos pueden causarles problemas a usted y a su bebé durante el embarazo
  • Medicamentos que está tomando. Su doctor podrá decirle qué medicamentos puede tomar sin riesgo durante el embarazo. Infórmele sobre todos los medicamentos que toma, incluidos:
    • Medicamentos recetados
    • Medicamentos sin receta
    • Productos elaborados con hierbas, como ginkgo biloba o té verde, etc.

¿Cómo puede controlar el estrés de intentar un nuevo embarazo?

Puede ser estresante tratar de quedar embarazada otra vez. Tal vez se sienta enojada de tener que pasar por esto nuevamente. Éstas son algunas cosas que puede hacer para ayudar a controlar el estrés, que pueda sentir sobre un nuevo embarazo:

  • Trate de mantener la esperanza. Recuerde que cada embarazo y cada bebé son diferentes
  • Comparta sus sentimientos con la gente que se interesa por usted. Averigüe cómo se siente su pareja
  • Trate de llegar a un peso saludable. Hable con su profesional de la salud para ver qué peso es adecuado para usted
  • Coma alimentos sanos,  como las frutas y verduras, panes y pastas de granos integrales, y pollo y carne con poca grasa. Evite la comida rápida, sin valor nutritivo y demasiados dulces
  • Haga ejercicio. Consulte con su médico los más recomendables para usted
  • Si trabaja, hable con su jefe para reducir el nivel de tensión en el trabajo

¿Qué puede hacer antes de quedar embarazada, para ayudarle a tener un embarazo sano?

Cuídese bien a sí misma antes de quedar embarazada otra vez. Mantener la salud antes del embarazo se llama salud preconcepcional. Éstas son algunas cosas que puede hacer antes de quedar embarazada para ayudar a tener un embarazo sano:

  • Visite a su profesional de la salud para hacerse un chequeo prenconcepcional. Dígale que está tratando de quedar embarazada. Hable de lo que sucedió en el último embarazo. Pregúntele sobre medicamentos y tratamientos que puedan ayudarle en su próximo embarazo
  • Tome una multivitamina con 400 microgramos de ácido fólico todos los días. El ácido fólico es una vitamina que ayuda a proteger a los bebés de los defectos de nacimiento en el cerebro o la médula espinal
  • Coma alimentos sanos y haga algo activo todos los días
  • No fume, beba alcohol ni abuse de las drogas
  • Manténgase alejada de los productos químicos que pueden perjudicar al bebé en crecimiento. Esto incluye el humo del cigarrillo, las pinturas, los disolventes de pinturas y los insecticidas
  • Avísele a su médico y a su odontólogo que está tratando de quedar embarazada antes de que le tomen radiografías
  • Trate de evitar enfermarse por gérmenes e infecciones. Esto incluye resfriados, influenza, varicela e intoxicación con alimentos. Su médico podrá recetarle algunas vacunas para ayudar a protegerla de algunas infecciones. Puede protegerse de otras sencillamente al lavarse las manos con frecuencia y cocinar totalmente las carnes y pescados.

 

Fuente: www.marchofdimes.org

La pareja ante una pérdida…

El dolor son todos los sentimientos que usted tiene cuando alguien cercano muere. Cuando su bebé fallece durante el embarazo o después del nacimiento, usted puede tener sentimientos de tristeza, rabia, confusión o soledad. Se preguntará por qué sucedió esto y si podrá recuperarse de su pérdida.  A ratos, sentirá que no podrá lidiar con sus sentimientos, sin embargo, aprender sobre el duelo le puede ayudar a lidiar con su pérdida y a prepararse para pensar en el futuro.

Cada persona vive su duelo a su manera. Puede ser que usted y su pareja lo hagan en forma diferente – no hay una forma adecuada o inadecuada, ni un plazo de tiempo, fijo para hacer el duelo. Hablar entre ustedes sobre cómo se sienten les puede ayudar a entender qué necesitan los dos.

A medida que enfrenta su dolor, cuídese física y emocionalmente. Está bien pedir ayuda cuando la necesite. Puede ser que se le haga difícil lidiar con la familia,  los amigos y los compañeros de trabajo. Ellos querrán ayudarle, pero puede que no sepan exactamente qué hacer o decir.

Usted y su familia pueden encontrar formas especiales de recordar al bebé. Mantener una caja de recuerdos, o planear una actividad en su memoria le puede ayudarle a conmemorar y honrarlo. Estas cosas le ayudarán a encontrar para su bebé un lugar en su corazón y su alma y le permitirán recuperarse de su pérdida.

Fuente: www.marchofdimes.com

 

Apoyo Emocional en momentos de crisis

 Estamos viviendo momentos donde mantenemos una alta carga de estrés, por la tensión que provoca pensar en todas las cosas negativas que están sucediendo y que pudieran suceder en un futuro.

Esto origina sentimientos de rabia por la injusticia de los acontecimientos; de tristeza por la sensación de pérdida de la libertad, o de seguridad, o de una economía estable, o del trabajo, etc; de miedo por la amenaza de la seguridad personal, familiar, social, ausencia de un estado de derecho, etc.

Ante tal situación, la sociedad se mantiene en un estado de ansiedad, estrés o depresión constante, está más vulnerable y sensible, presenta cambios de humor, y sentimientos de confusión, culpa, inseguridad, etc.

Es difícil en tales circunstancias dar soluciones concretas o definitivas, pero sí hay algunas sugerencias y recomendaciones que podemos sugerir a la comunidad.

Recomendaciones sencillas para mantener  el control en situaciones difíciles:

  • La mente es el instrumento más poderoso que poseemos, el pensamiento es energía, está en movimiento y es poderoso, todo aquello que piensas repetidamente se vuelve realidad en tu vida, lo que nos explica que nuestro pensamiento es creativo, es decir que creamos lo que queremos, atraemos lo que pensamos, sucede lo que se quiere que suceda, además lo que pensamos y creamos se expande, comprendiendo esto, entonces podemos entender que de manera inconsciente y consciente hemos estado creando lo que actualmente estamos viviendo, pero también nos hemos dado cuenta de que esta no es la manera en que queremos seguir haciéndolo, por lo tanto, en éste presente podemos crear consciente e inconscientemente Vivir en una Venezuela en Paz, en Amor, en Alegría, en Fraternidad, en Unión, en Prosperidad, Exitosa, donde todos podamos convivir, apoyarnos, crecer y evolucionar sin distinción de raza, religión, política, ni clase social.
  • Revisa  y observa constantemente tus pensamientos, si tienes mucho miedo, rabia o tristeza, escríbelos, fíjate qué horribles son y destrúyelos rompiendo el papel o quemándolo.
  • Observa y piensa todo lo que escribiste anteriormente y transforma esos pensamientos de horror por lo que deseas, es tu decisión pensar lo que quieres crear.
  • Toma un tiempo precioso para estar contigo, donde puedas salir a caminar o hacer algún tipo de ejercicio, así reforzarás tu impulso de vida. Aumenta la actividad física.
  • Permite que tu cuerpo y mente se relajen al menos 20 minutos al día, así  tu energía fluirá con nuevas ideas y fuerzas. Puedes oír música de relajación o usar cualquier técnica que conozcas.
  • Puedes hacer ejercicios respiratorios, cuando estés muy tenso(a) o nervioso(a): hacer 5 respiraciones profundas. También puedes hacer 20 respiraciones torácicas continuas o circulares donde no haya pausa entre la inhalación y exhalación, y que estas sean por la nariz o por la boca pero no mezclar entre nariz y boca.
  • En  caso de emergencia, haz 3 respiraciones profundas y comienza a respirar abdominalmente para que puedas mantener el control y puedas ayudar al otro que te necesita, después podrás tener tiempo suficiente para sentir tu propia emoción y desahogarla.
  • Evitar exponerte constantemente a noticias negativas, altérnalo con actividades placenteras (juegos de mesa, películas, manualidades, lectura, bicicleta, etc).
  • Si tiene niños, explícale en forma clara y sencilla la situación que vivimos, asígnele tareas domésticas de acuerdo a su edad, con el fin de que se sientan que están siendo tomados en cuenta, igualmente póngale un horario para realizar tareas escolares, actividades recreativas y deportivas, esto permitirá que drenen energía y se sientan más tranquilos.

NUESTRO FUTURO ES DICHOSO, RADIANTE Y SEGURO”.

“LA PAZ Y LA GRATITUD LLENAN MI CORAZÓN, MI CUERPO, MI MENTE Y MI ESPÍRITU”.

Plugin from the creators ofBrindes :: More at PlulzWordpress Plugins