De Interés en Ginecología Ginecología

La Cesárea no es cuestión de moda

Cuántas veces hemos escuchado “el bebé nacerá por cesárea” o “yo prefiero cesárea antes que parir“.  Este artículo servirá para explicar más sobre el tema y despejar algunas dudas que pueden tener las futuras madres.

La Cesárea, es una intervención quirúrgica que  se lleva a cabo en el quirófano y no en la Sala de Parto. El médico tratante practica una incisión quirúrgica en el abdmen y en el útero de la madre, para extraer uno o más bebes. La madre generalmente recibe anestesia local  (espinal) o epidural, lo que le permite estar despierta y evitar la sedación del infante.

Hay muchos tipos de Cesárea:

  •  La incisión clásica:  es longitudinal en la línea media, lo que permite mayor espacio para el parto. Se usa rara vez, porque es más susceptible de complicaciones
  • La del segmento inferior: en la cual se hace un corte transversal justo por encima del borde de la vejiga. La pérdida de sangre es menor y la reparación más fácil
  • Una cesárea histerectomia, es el parto mediante cesárea y posterior extracción del útero, que se puede realizar en casos de sangrado intratable o cuando la placenta no se puede separar del útero

 ¿Cuándo los ginecólogos recomiendan una Cesárea?

Cuando el parto no se presenta como estaba previsto, el recurso a la cesárea a veces es inevitable. Antes se utilizaba solamente en los casos de urgencia, pero actualmente cada vez se practica más, aunque plantee ciertos problemas. A continuación detallamos cuándo realmente los ginecólogos justifican este procedemiento:

  • Parto complicado prolongado o distocia:  pelvis anormal, agotamiento materno, malformaciones uterinas, posición fetal anormal, asinclitismo, hidrocefalia, pelvis demasiado estrecha
  • Sufrimiento fetal o maternal aparente
  • Complicaciones como preeclampsia o eclampsia
  • Nacimientos múltiples
  • Mala colocación del bebé  (cabeza hacia arriba en lugar de hacia la pelvis)
  • Parto instrumental fallido
  • Bebé muy grande (macrosomía)
  • Placenta muy baja o placenta previa
  • Evidencia de infección intrauterina

 ¿Qué viene después de la intervención?

Recordemos que una cesárea es una cirugía mayor, con todos los riesgos y eventos que conlleva. El dolor en la incisión puede ser intenso, y la recuperación completa de la movilidad puede tomar semanas. Luego de una cesárea, la madre presenta más cansancio y agotamiento que después de un parto natural. La recuperación puede ocasionar dolores abdominales, e incluso puede necesitar un régimen especial.  La cicatrización algunas veces podría ser dolorosa, sin embargo, al estar escondida tras el vello del pubis, la cicatriz no causa problemas estéticos demasiado importantes. Adquiere su aspecto definitivo al cabo de unos 8 meses, pero es recomendable NO exponerse al sol antes de que transcurra un año. 

La llegada de un bebé a casa es un acontecimiento hermoso e importante, sea cual sea la forma en que lo recibamos, debemos estar seguras, alertas y dispuestas a dar lo mejor de cada una. También es de gran apoyo, tener de nuestro lado a la familia y amigos para compartir con ellos la alegría que nos embarga.

Ante cualquier duda, es fundamental visitar y consultar a tu médico de confianza.

 

 6