¿A qué se deben los “calorones” durante la Menopausia?

Al comenzar la menopausia -generalmente entre los 45 y 50 años-, como consecuencia del cese de los períodos menstruales, la mujer comienza a experimentar una serie de cambios fisiológicos y orgánicos que están provocados por la inactividad de los ovarios que dejan de producir dos hormonas: los estrógenos y la progesterona.

Esta caída hormonal es la que provoca la aparición de diversos síntomas, entre los cuales se encuentran los calorones, que según datos estadísticos experimenta aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres que transitan el climaterio (es decir que pueden empezar a desarrollarse después pero también antes del último período menstrual, llegando a perpetuarse por aproximadamente cinco años).

Algunos tips para contrarestar los “calorones”:

  •  VÍSTASE ADECUADAMENTE: Los “calores” son responsabilidad del cuerpo debido a una baja en los niveles de estrógeno mayor a la usual. Use ropa que sea fácil de sacar, como los cardigans. 
  • REFRÉSQUESE: Si usted está en su casa o en un lugar propicio, rocíe su cara con un spray de agua fría o refrésquese con una toalla húmeda. 
  • EVITE LA CAFEÍNA Y EL ALCOHOL: Si los “calores” parecen accionarse con la cafeína y el alcohol, trate de evitarlos completamente. Trate de sustituir con te o café descafeinado los refrescos con cafeína. (Tenga en mente que la cafeína igualmente puede causar dolores de cabeza y fatiga durante algunos días).
  • LLEVE CONSIGO UN ABANICO: De madera o papel, son lo suficientemente pequeños  y prácticos para ser llevados dentro de su cartera y pueden usarse en cualquier parte.  
  • HAGA EL AMOR: Los cambios hormonales asociados con la menopausia a menudo causan que las membranas mucosas de la vagina de la mujer se hagan más delgadas y segreguen menos humedad. Algo de esta falta de humedad puede superarse tomándose más tiempo para hacer el amor. 
  • USE CREMAS O LUBRICANTES: Si durante las relaciones sexuales e no produce suficiente lubricación, use geles lubricantes (disponibles en farmacias).
Fuente: www.enplenitud.com